Les Miserables – Los Miserables – El Musical


En 1995, paseando por las calles de Nueva York, un diciembre, impactado por el colorido navideño de los escaparates de las tiendas de sus avenidas,

luego de ver el árbol navideño de Rockefeller Center

y de hacer un paréntesis del capitalismo dentro de Saint Patricks Cathedral,

llegué a un teatro cerca de la calle Broadway entre las 45st y 47st street con un gran letrero que decía Les Miserables, un musical de Andrew Lloyd Webber.

Aunque nevaba copiosa-mente, algo que me fascinaba y hacia mágico el momento, pregunté si tenían entradas. Alguien me comentó que lo mejor era ir a Times Square donde se conseguían mejores precios. Me animé e hice una cola de 20 minutos para comprar una entrada, para esa misma noche. Aunque hacia mucho frío, disfrutaba el momento. Recuerdo estar embutido en ropa de invierno, hasta tenía esa ropa interior tan graciosa que se ve en las películas del oeste, pero allí era normal usarlas en invierno, por supuesto que más modernizado, vestía vaqueros, dobles calcetines de lana, zapatillas, camiseta, jersey, chaqueta y abrigo, bufanda, guantes, orejeras (si las de las pelis) y gorro de lana. Recuerdo que ese año 1995 fue uno de los más fríos de los últimos 25 años en NY, llegamos a estar a -32ºC, si como lo leen (MENOS 32ºC)

No había ido jamás a un musical, el teatro por dentro me gustó mucho, había comprado el derecho a sentarme en una butaca de la quinta fila, lo que significaba estar prácticamente metido en el escenario.

Y cuando todo empezó se me abrió un mundo de sensaciones, de sentimientos, el descubrimiento de un mundo hasta ese momento desconocido que me transportaba a la Francia del siglo XIX, a una cárcel, luego a la casa de un obispo, a un orfanato, rodeado de miserables pobres y ricos.

Desde ese instante mi gusto por los musicales se despertó y llevo unos cuantos a mis espaldas: En Nueva York: Los Miserables, La Bella y la Bestia, Miss Saygon; En San Francisco: El Fantasma de la Opera; En Londres: CATS; en Madrid: Jesucristo Super Star, Las Bella y la Bestia (en español); En Tenerife: Cabaret, Hoy no me puedo levantar.

A ver si este año aumento algo más mi repertorio.

Les pongo una parte del musical, si tienen la oportunidad de verlo en un teatro en algún momento de sus vidas, se los recomiendo (PARA SABER MÁS DEL MUSICAL “LES MISERABLES” PINCHA AQUÍ). Sube el telón…

Un comentario en “Les Miserables – Los Miserables – El Musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s