La Última Cima y el Alzacuellos


Espectacular, muy buena, no puedo ser más explícito, repetí dos veces, la fuí a ver el sábado con mis amigos Efrén y Ángel, mientras María (la esposa de Ángel) y Elena (la novia de Efrén) esperaban fuera porque cuidaban a la bebé de María y Ángel (Gema de María). Al final de ese primer día, al reencontranos con las chicas, insití que ellas debían verla al día siguiente, que les tocaba a Ángel y  Efrén cuidar a la niña, que yo no iba a ser solidario esta vez, porque de paso quería traer a mis padres.

La película me movió muchos sentimientos, y me produjo una contricción de corazón, porque no esperaba ver nada de lo que vi, y saber que hace apenas un año que ese sacerdote de 42 años vivía aún.

Repetí efectivamente el domingo, porque esta película española no es comercial, la pasan en los cines Yelmo Cineplex en que haya sido solicitada por la gente a través de un email, y al final se logró que la pasaran en Tenerife en un buen cine comercial pero durante 5 días y una sola función por día, a las 20:30h.

Más adelante cuelgo un video que muestra perfectamente los primeros 5 minutos de película, donde te enganchas absolutamente a la historia que vas a ver durante los siguientes 80 minutos. LEs ruego que lo vean, se sorprenderán del comienzo. Aunque no seáis creyentes, os lo recomiendo.

Pero el post que escribo hoy no es para contar la película, que hay muchos blogs y foros que la comentan y todos muy positivos, mi post se llama “LA ÚLTIMA CIMA Y LOS ALZACUELLOS” porque me llamó la atención y mucho lo que observé.

El día sábado habían unas cuantas monjas viendo la película, y todas con sus hábitos, monjas jóvenes casi todas y se les veía orgullosas de sus hábitos, pero el día siguiente vi entrar al centro comercial La Villa, donde está el cine de la cadena Yelmo, a un grupo de sacerdotes, como unos diez, todos con sus camisas y alzacuellos, mi sopresa fue ver como todos ellos se quitaban o se escondían el alzacuellos, y eso me estaba poniendo muy nervioso y hasta molesto, porque me daban la impresión que se avergonzaban de mostrarse como lo que son, sacerdotes.

Al final de la maravillosa película, que habla de un cura bueno, de un cura que es un ejemplo, no pude contenerme y al levantarnos al final de la película, en un gran silencio final, dije en voz alta y fuerte:

A VER, A VER (dando un par de palmaditas con mis manos) TODOS LOS CURAS PONERSE EL ALZACUELLOS, QUE NO HAY QUE TENER VERGUENZA DE SER SACERDOTE, VENGA, VENGA, A PONÉRSELOS.

Mi madre se sonrojó y me dijo en voz muy bajita: “shhhhh, calla, calla, no digas eso”.

Y yo le dije en voz alta: ¿CÓMO QUE NO? ya está bueno de tener verguenza de ser sacerdote.

Para mis adentros me recordé del Evangelio Según San Lucas 9, 26: “Porque si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras, el Hijo del Hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria y en la gloria del Padre y de los santos ángeles.” Palabra de Dios.

Este es el maravilloso video:

Anuncios

8 comentarios en “La Última Cima y el Alzacuellos

  1. ¡Hola Ramón! Este post tambien me gusta.
    Es bueno dar testimonio de lo que somos, los musulmanes me llaman la atención por la manera en como contestal el teléfono, y nosotros como cristianos muchas veces queremos demostrar que no lo somos.
    Vivo en México, y aquí no creo que pasen la “última cima”, a nosotros en las salas de cine la mayoría de las peliculas son churrazos de Hollywood.
    Besos.

  2. Tú si que eres valiente. Se necesita tener dos… para decir eso en alta voz en un cine. Lo has explicado de forma muy divertida.
    Gracias por tus palabras de apoyo, las valoro enormemente,por haberlas querido dejar por escrito y por el contenido de las mismas. Esta solidaridad comola tuya es la que me ha ayudado a buscar la ayuda para seguir. Dios te lo pague. Un abrazo fuerte.

    1. Gracias Angelo, Arcendo, no soy nunca yo el que hace esas locuras, el El Señor, todo se lo debo a El. Siempre he pensado que soy un poco con San Pedro, pero sin el “San” delante, impetuoso y defensor de la Fe. Si me vieran como me pongo cuando en la Iglesia la gente pasa delante del Santísimo como si estuviera un cuadro en una pared, pufffff. Efrén de Detrás del Espejo se mortifica todo y dice: Ayyy Dios Mio, pero si son chavales!!! y yo les digo, pues por eso ¿tu no eres catequista? pues enséñales que hay que respetar a LO MAS GRANDE QUE HAY SOBRE LA TIERRA, JESÚS EN EL SANTÍSIMO SACRAMENTO, jajajajajaja. En que aprietos pongo a los que están a mi aldo, mi madre, mi padre, mis mejores amigos y amigas, jajajajaja

  3. Ramón, te felicito!!! Por abrir tu boca y dejar que el Espíritu Santo realizara esa corrección fraterna…no todos tendríamos esa valentía.
    Un saludo desde Argentina, Dios te bendiga y María te acompañe!

  4. Ramón, lo primero que quiero decirte es que me encanta tu blog y lo visito a menudo…

    Al leer esta entrada me queda la duda ¿cuál fue la reacción de los sacerdotes?…

    Tienes razón, no debemos avergonzarnos y ocultar que somos católicos, aunque también es cierto que estos jóvenes sacerdotes habrán tenido que oir de todo. Si antes se les respetaba, ahora ocurre todo lo contrario, incluso a veces son objeto de mofa. Como dice la película, estamos ante la “crucifixión” de los sacerdotes.

    Esa fortaleza de la que hablas sólo la da el Espíritu… y quién sabe si esa tarde de cine se manifestó a través de un joven que les animaba a no avergonzarse… mientras la madre le pedía -un poquito cortada- que se callase….

    Un abrazo y que no decaiga tu ánimo con tu blog… ¡es muy bueno!.

    1. Teresa, me hace muy feliz que te guste el blog. Es gracias a Dios.
      Gracias por darme fuerza, no me llenen de tantos elogios, que no los merezco, soy una mota de polvo.
      Sobre los sacerdotes en el cine ante mi grito, hubo un silencio sepulcral, no me dió tiempo de ver si se pusieron los alzacuellos, porque fui al baño y ya todos se habían ido cuando regresé a la entrada del cine, jajajajaja. Al regresar si escuché como uno se jactaba de haber conocido a Pablo. jajajaja.
      Que Dios y María te bendigan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s