Soledad


Me imagino a Jesús lo solo que se sentía el día de su Muerte, los apóstoles le habian abandonado, Pedro le había negado, solo Su Madre María, su amigo Juan y las mujeres estaban a los pies de la Cruz. Todos los que le habían seguido, todos a los que les había realizado un milagro, los leprosos, la viuda, el centurión, nada se sabía de ellos en ese momento, aunque luego sabemos que fueron los primeros cristianos, sus primeros seguidores, pero tendría que Resucitar para que ellos se sintieran seguros de que no habían seguido a un falso, como si resucitar a los muertos, o sanar paralíticos fuera normal y lo hiciera alguien a la orden del día.

Anoche viví esa soledad, un dolor profundo de ver a Jesús nuevamente tan solo.

Las imágenes hablan por si solas. Mientras era Jueves Santo y Jesús estaba en el llamado Monumento, expuesto en el Altar, derramando Su amor y Su Misericordia para el mundo entero, estaba SOLO, muy SOLO. La gente colmaba todos los lados de la Iglesia de La Concepción de Santa Cruz de Tenerife, las calles repletas de gente, viendo pasar la procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo y el paso de María Santísima de la Esperanza Macarena.

Estaba de rodillas ante el Señor solitario y escuchaba a las 2:00 de la madrugada, a lo lejos mientras se acercaban los pasos de regreso a la Iglesia: “Macareeeenaaaaaa, GUAPAAAAA, Macareeennaaaaaa , GUAPAAAAA, Macarenaaaaaaa, Guapa, Guapa, Guapa” y luego aplausos.


Con cada grito sentía una puñalada en el corazón, por sentir tanta soledad, de ver cuan abandonado estaba Jesús Sacramentado, los más importante de los Católicos, lo Más Sagrado en el Mundo Entero. Un dolor de ver como seguimos una imágenes, cargadas por unos y unas penitentes, fotos a diestra y siniestra y Jesús sólo, como el día de su muerte en la Cruz. También me sorpendió de ver a Jesús en el Monumento con todas las velas apagadas, el sacerdote le apagó el único foco que lo alumbraba (me imagino para ahorrar luz) y ni siquiera le hizo una genuflexión. Tuve que preguntar si El Señor estaba allí, en el Monumento, no fuera que lo hubieran reservado en otro sitio, para que no lo irrespetaran, pero no, la respuesta fue que SI estaba allí. VAYA POR DIOS!!! que tristeza.

Pero ante todo esto, entendí algo: CUANTO NOS AMA JESÚS, CUÁNTO NOS AMA DIOS, que a pesar de esa soledad, de ese abandono, sigue Amándonos. Esa es su escencia, EL AMOR, no puede ser de otra manera. Sigue ofreciéndose día a día al mundo entero. Que misterio tan grande.

Anuncios

6 comentarios en “Soledad

  1. Mis deseos de que la alegría que siento ante la Pascua, puedas vivirla tú también. Ayer encomende en la Vigilia a todos mis amigos de Blog, entre ellos tú. Que recobremos nuestras fuerzas y cogamos la luz dispuestos a llevarla a
    quien no la tiene. Un abrazo.
    P.d. El programa que uso para los videos es : Memories on TV

  2. A partir de este año el jueves santo cobrará un significado especial para nuestro amigo, verdad Ramon?

    Pues resulta que aquel jueves por la tarde, estando en el velatorio de su madre me escaqueo un rato a la capilla. Qué curioso que me la encontrase cerrada a cal y canto, con las luces apagadas.

    No me importo mucho, me senté en una esquina y cerré los ojos. Pero al momento siento algo raro, como que falta algo, empiezo a mirar a todos lados.

    Faltaba el sagrario !!!! No había !!! O si lo tenian no estaba a la vista, lo cual es incomprensible.

    Y me sentí solo. Absolutamente solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s