20 de mayo de 1993…Maya Plisetskaya


Maya Plitseskaya, Catoya y Ramón

El día 20 de mayo de 1993, estaba en la Universidad y aunque no me tocaba trabajar en el Teatro Teresa Carreño esa noche, algo interno me decía: Ramón, pasa por el teatro a ver que están presentando. (MIREN EL VIDEO AL FINAL)

A pesar de que todo el país se encontraba paralizado por la decisión HISTÓRICA de la Corte Suprema de Justicia, que fallaba ese mismo día, encontrando méritos suficientes para enjuiciar al presidente en ejercicio Carlos Andrés Pérez (Pincha aquí para leer el mensaje del presidente luego de la decisión), ese día hice lo que mi conciencia me indicaba.

Esa noche, la vida seguía, era la Gala del Ballet, en el Teatro estaba toda la alta directiva de un importante banco, y además, gran parte de la alta sociedad de Caracas (gente con muchos apellidos) Pensaba: una gala como cualquier otra, vestidos, trajes, champán, móviles (era el comienzo y daban mucho estátus) Se hablaba esa noche de una tal Maya Plisetskaya, que si tenía 70 años, que eran 79, otro(a)s apostaban que 68. ¿le pregunté a mi amigo Luis Penso ¿quién es esa?, me dijo: ¿no la conoces?, No, le respondí; “vela y después te digo quién es?.

El sucio telón de la sala Ríos Reyna (como le decía una periodista en un períodico cada vez que escribía) se apartó de escena para dar paso al Ballet Nacional de Caracas Teresa Carreño. La primera pieza “La Mer”, luego “Motivos Eternos” y “Una Celebración de Hendel” Espectaculares, bien bailado, no técnicamente perfectos, pero como aman lo que hacían y bailaban con ese amor, los hacía ser los mejores. Un aplauso nuevamente luego de 16 años.

Dos horas todavía sin saber quien era Maya Plisetskaya. El programa de mano (que aún conservo) anunciaba que bailaría la última pieza: “la Muerte del Cisne” (es una creación sobre la música del compositor francés Camilo Saint-Saens) Y por fin el Gran Momento ¡que cierto ese adjetivo para la palabra momento! Pensaba: esto hay que verlo, una mujer de 68 años (edad correcta) bailando ballet, cuando llegar a los 40 es mucho y hay que ser muy buena para llegar a los 45 o 50 años bailando. Al principio cuando salió a escena en puntas desde uno de los lados de escenario, me sorprendí de ver a una señora tan gruesa de caderas , con un tutú bastante antíguo, pero luego de unos pocos segundos, lo que era un ser humano se transformó en el más hermoso cisne moribundo. Sus brazos como alas serpentantes y zigzagueantes, alas temblorosas y heridas luchando contra la muerte. Cabeza erguida y de pronto doblegada; cuerpo estremecido pero capaz de ir contra corriente, y al final, la muerte…

En cinco años de pasión por el Teatro, jamás había visto y escuchado un desborde tan estruendoso de aplausos y “bravos”, todavía luego de ese momento, y 16 años después, no he vuelto a escuchar aplausos de esa magnitud. Es imposible describir ese MOMENTO, hay que vivirlo: la gente lloraba, ovasionaba, en pie. Era y es la más grandiosa interpretación de ballet que mis ojos han visto.

Luego de esa noche, repitió tres noches más, cuatro veces la ví, sufrí como sufría el cisne al no querer desprenderse de la vida. El cuarto día no podía gritar más “brava”, la emoción me ahogaba, mi rostro lleno de lágrimas, la afonía no me dejaba. Era la última vez que, la que estaba considerada la mejor bailarina, “Bailarina-Estrella” y “Prima Ballerina Assoluta” del Bolshoi desde 1960, bailaba para nosotros los humildes mortales.

Luego fui a los camerinos y me saqué la foto que ven más arriba, tuve la oportunidad de darle la rosa roja que lleva en las manos, de agradecerle lo que me había hecho sentir, sorprendentemente me dió un gran abrazo y me llenó de besos, con un amor maternal que recordaré siempre. Gracias Maestra, por que la belleza que vieron mis ojos, estará siempre en mi mente. Espero viva muchos años más. BRAVA, BRAVA, BRAVA, BRAVA, BRAVA…

También un recuerdo entrañable para Armando, quien tocaba el Cello (Violonchelo) esas noches. Muy bien Maestro, una interpretación a la altura de la estrella que bailaba.

Para saber más de Maya Plisetskaya, quien ha obtenido la Nacionalidad Española, Pincha el enlace (Reportaje de El Mundo con motivo de la entrega del Premio Príncipe de Asturias a las Artes)

2 comentarios en “20 de mayo de 1993…Maya Plisetskaya

  1. Ramón, por una simple casualidad que me hizo entrar a ver la muerte del cisne, recordé la maravilla que vi esa noche de mayo del 93, la Plisetskaya en el Teresa. Entré en google buscando alguna noticia sobre su vista a Caracas y me consigo tu wordpaper con tus impresiones de esa noche. Me vinieron muchos recuerdos de tantas cosas vividas en el Teresa durante ese magnifico periodo como guía de sala del 91 al 96. Tantos buenos amigos, tantas funciones disfrutadas y la suerte de haber visto a todas esas leyendas de la música, el ballet , el teatro etc.
    Te envío saludos y un fuerte abrazo y seguiré leyendo buscando mas de esos momentos compartidos.

    Jonathan López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s